El Cuerpo tiene sus Razones

” A menudo los bloqueos tienen que ver con guardar emociones. Cuando reprimimos emociones, lo hacemos a través de bloquear partes de nuestro cuerpo y a la larga esto provoca rigidez, enfermedad,etc.. Para desbloquear las tensiones, tanto físicas como mentales-emocionales, el cuerpo es básico. Muchas veces no se pueden desbloquear únicamente desde la mente y hay que trabajar desde el cuepo”.
” El cuerpo tiene su propia memoria, es decir, el cuerpo lo recuerda todo aunque nosotros no seamos conscientes de ello. Es por esta razón que, el hecho de tener una tensión determinada en una parte del cuerpo, nos dice que el cuerpo está haciendo una defensa frente a una situación que en un momento dado no supo gestionar y/o no pudo resolver”.
“Es necesaria una buena conciencia de nuestro físico, saber cómo funciona y por qué. Si no lo entendemos, difícilmente lo podremos gestionar y eliminar aquellas tensiones que hemos ido acumulando, que se han quedado allí enquistadas ya que están tapando o cubriendo aquellas emociones que en su momento no supimos gestionar. Si no conocemos nuestro cuerpo y no lo tenemos en cuenta (tanto física como psicológicamente) difílmente podremos hacer cualquier cambio en nuestro crecimiento”

Las Cervicales

“Las cervicales son el paso entre nuestra cabeza y nuestro cuerpo. Nuestro cuerpo es donde sentimos y nuestra cabeza es donde pensamos. En nuestra cultura, solemos tener las cervicales muy contracturadas de forma que no nos enteramos de lo que pasa en nuestro cuerpo.
Cuando nos apretamos las cervicales estamos intentando no sentir, es decir, bloquear aquí es una manera de no sentir.
Puede que sea porque nos han dicho que sentir es malo y no debemos expresar nuestras emociones, quizás nos hace sentir vulnerables.
Respirar poco o superficialmente también es una manera de no sentir. Si nos ponemos a respirar mucho más profundamente, emocionalmente también sentimos mucho más. Si sentimos más, nos apetece más acercarnos a los demás y entrar en contacto. Cuando ponemos freno a nuestra respiración, ponemos freno a nuestros sentimientos y al contacto con los demás”.